de-indigente-a-locutor-comercial

Hay historias increíbles y “googliando” me consigo con la de Ted Williams, un locutor de 53 años que desafortunadamente terminó en las calles de Ohio (Columbia, USA) mendigando limosnas para subsistir:

“Tengo un don de Dios en mi voz, fui locutor de la radio, he caído en tiempos difíciles, por favor cualquier ayuda será gratamente apreciada. Gracias y que Dios te bendiga”.

Este mensaje se leía en un cartón que Williams sostenía y mostraba en sus manos.

Doral Chenoweth, reportero del diario local “Columbus Dispatch” paseaba por esos alrededores y al ver la escena no se dejó llevar por las apariencias y se devolvió al punto para corroborar lo que este supuesto locutor comercial decía.

Con teléfono en mano, comenzó a grabar y le pidió que hiciera una pequeña demostración de su voz a cambio de unos dólares. Al escucharlo, presumo que su cara de asombro fue mucho más expresiva que la mía…

Impresionado con el talento de este indigente, compartió el video en youtube y lo que no se imaginaba es que luego de 24 horas alcanzaría más de 5MM de vistas. Al parecer un usuario curioso (Sean Dennison) lo compartió en Reddit y esto catapultó no solo las visitas al video sino al propio Ted Williams, quien centró la atención de las principales cadenas de noticias (CBS News, CNN, NY Post, Yahoo News, entre otros) y lo empezaron a contactar y reseñar como “The Golden Voice”.

Lo anterior lo convirtió en una celebridad y derivó en propuestas de trabajo por parte de importantes compañías y reconocidas marcas. Por mencionar algunas, el equipo de baloncesto de la NBA Cleveland Cavaliers y la marca Krafts Foods contrataron a Williams como locutor comercial.

En estos dos video se aprecia, la grabación del comercial de televisión para Kraft Macaroni & Cheese y la versión final del mismo. Increíble!


Al saber que Williams también cerró contrato con los Cleveland, se me viene a la mente John Wooden (considerado el mejor entrenador de la historia de la NCAA) quien en una entrevista decía: Prefiero tener un montón de talento y poca experiencia, que tener poco talento y un montón de experiencia.

La historia de Ted Williams como artista de la voz en Off (voice-over artist) y locutor comercial, me conmueve, motiva y recuerda: nunca juzgues a la gente por su apariencia o por lo que piensen los demás intenta conocerlos y tú mismo te sorprenderás.

 ¡Descubre tus talentos y úsalos!